Cataratas del Iguazú

Cobijadas desde 1934 por el Parque Nacional Iguazú, quien protege unas 60 mil hectáreas (más otras 7000 de reserva natural), las Cataratas del Iguazú no defraudan la etimología guaraní: son “aguas grandes”, muchas veces, incapaces de entrar en la retina y en la concepción de lo real. Una maravilla, una de las siete maravillas naturales del mundo, desde el 2011. Aunque, enclavadas en la frontera entre la Argentina y el Brasil, fueron declaradas Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad en 1984. Su belleza, una de las más asombrosas del Planeta Tierra, halla su origen en una falla geológica ocurrida hace 200 mil años: la desembocadura del río Iguazú quedó entonces convertida en una abrupta cascada de 80 metros de altura. Esa de la que hoy goza el más célebre de todos los saltos: la incomparable Garganta del Diablo.

Información y Excursiones en Cataratas del Iguazú

Parque Nacional Iguazú

El Parque Nacional Iguazú, creado en 1934, protege unas 60 mil hectáreas (más otras 7000 de reserva natural) donde se asientan las Cataratas del Iguazú. Enclavadas en la frontera entre la Argentina y el Brasil, son Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad desde 1984. Descubiertas en el siglo XVI por el llamado "mundo civilizado", las cataratas forman un semicírculo de 2700 metros con gran cantidad de saltos y cascadas de 40 a 80 metros, producto de una falla geológica, hace 12 millones de años.

Además el parque presenta el atractivo de la gran extensión de selva subtropical autóctona, que alberga unas 2000 especies vegetales, entre las que destacan las epifitas, como las orquídeas o las bromeliáceas, favorecidas por la gran humedad que hay en la cercanía de los saltos. Las islas están pobladas por especies vegetales que no es posible encontrar en otros lugares del parque como los bosques de Cupay e Yvirá Catú. La selva y el Río sirven de cobijo a cerca de 450 especies de aves (tucanes, colibríes, gallinazos, macucos, carpinteros, etc.) 80 de mamíferos (oso melero, pecarí, yaguareté, etc.) y otras muchas de reptiles, anfibios y peces, además de las innumerables formas de invertebrados entre los que se destaca la gran cantidad de mariposas.

Por todo esto es recomendable caminar en silencio por los senderos y disfrutar de los sonidos, olores, huellas y movimientos de los habitantes de la selva. En el lado brasileño también existe un parque nacional de unas 185 mil hectáreas que protege vertientes de las cataratas y la selva de los alrededores. La vista del Monumento Natural desde el Brasil es más panorámica.

Iguazú: "El agua grande de los Guaraníes"

275 saltos diseminados en forma de media luna que caen desde 70m. de altura. El límite con las cataratas pasa por la Garganta del Diablo, desfiladero con paredes de agua de unos 150m. de ancho por 700m. de largo, donde se originan múltiples arco iris.

Las Cataratas del Iguazú, una de las bellezas más asombrosas del planeta tierra, forma parte del Parque Nacional Iguazú. Siguiendo el curso del Río, las cataratas distan unos 22 Km. de su desembocadura en el Río Paraná. En la parte superior a los saltos el Río viene formando meandros de ancho variable, presentando además varias islas pequeñas. A partir de la isla San Agustín el Río se ensancha a unos 1.500 metros en su mayor parte, formando una amplia "U", que contiene la gran falla que da lugar a un abrupto desnivel en el terreno y, por ende, a las cataratas. En su gran curva, una proliferación de escollos, islotes y alargadas islas fragmentan el Río en numerosos brazos. Al llegar al barranco, cada uno de ellos da lugar a un salto, cuyo conjunto constituyen el gran abanico de las Cataratas del Iguazú formado por 275 cascadas de diferentes alturas y volúmenes.

Excursiones en las Cataratas

Paseo Inferior

Este paseo circular de 1.200 metros, posibilita la observación de la mayor parte de los saltos, de frente y desde abajo, en distancias que varían desde amplias panorámicas y vistas lejanas de la Garganta del Diablo y saltos brasileros, hasta acercamientos espectaculares donde, si el visitante lo desea, puede disfrutar de la lluvia lateral del Salto Bossetti. La duración de este paseo es de 2 horas. Atención: este Paseo tiene escaleras que equivalen a un edificio de ocho pisos.

Paseo Superior

Es un paseo mayormente lineal de 1.100 metros de recorrido total (ida y vuelta). Las pasarelas elevadas lo llevarán sobre la línea de caída de varios de los principales saltos, llegando hasta el borde de los mismos. Brinda un panorama del conjunto desde una mayor altura. La duración de este paseo es de 1 hora y de los tres paseos tradicionales, es el que requiere menor esfuerzo físico. No posee escaleras.

Garganta del Diablo

Se accede a través del Tren de las Cataratas del Iguazu, descendiendo en la estación Garganta del Diablo. A partir de allí se realiza una caminata por la nueva pasarela, que serpenteando entre las islas, recorre 1.100 metros hasta los amplios balcones ubicados junto al borde y frente de la Garganta del Diablo. La duración de este paseo es de 2 horas y el último tren parte a las 16:30 hs. (consulte en la Oficina de atención al Público). No posee escaleras.

Isla San Martín

Si visita el Parque disponiendo del tiempo adecuado, tendrá la oportunidad de cruzar a la Isla, a la que se accede con un servicio gratuito de botes que parten desde el Paseo Inferior. Atención: acceder a la parte superior de la Isla equivale a subir un edificio de doce pisos.

El Sendero Macuco

Este sendero de treking es una de las salidas tradicionales para los amantes de la observación de la naturaleza. Una antigua picada de extracción forestal de 3.600 metros de longitud por ambiente selvático. Este sendero permite acceder a una cascada de 20 metros en plena selva. Es una oportunidad para conocer selva, y -ocasionalmente- hacer avistajes de fauna. Solicite el folleto del Sendero en la Oficina de Atención al Público (Portal de Acceso). No ingrese al mismo después de las 17:00 hs. (16:00 en invierno) porque no tendrá tiempo de regresar en horas de luz.

La Gran Aventura

Comienza atravesando la selva en un recorrido de 8 kilómetros en vehículos todo terreno por el sendero Yacaratiá hasta Puerto Macuco. Luego se embarca en gomones semi-rígidos navegando 6 kilómetros por el Río Iguazú inferior con 2 kilómetros de rápidos. Se ingresa al Cañón de Garganta del Diablo con aproximación a los saltos y desembarco a Isla San Martín, corazón de las Cataratas. Dura aproximadamente una hora.

La Mesopotamia Está enmarcada por dos grandes Ríos, el Paraná y Uruguay, que comprende tres provincias con fisonomías diferentes: Entre Ríos, Corrientes y Misiones. Estos dos Ríos confluyen formando un delta, para dar nacimiento al Río de la Plata. Entre Ríos es una perla de verdes llanuras desplegadas entre cuchillas y lomadas, en cambio, Corrientes y Misiones forman un incomparable despliegue de color, debido a la diversidad biológica de la selva subtropical paranaense, la tierra colorada y los Humedales del Iberá.

Esteros y Lagunas del Iberá

En la provincia de Corrientes, se encuentra uno de los humedales de vida silvestre más impactantes del mundo: los ESTEROS DEL IBERA. Este rico ecosistema constituye el área biológica controlada de mayor superficie en el país. Con sus 13.000 km2 y con una gran variedad de fauna autóctona y una gran masa de vegetación, que tiene una gran capacidad de retener agua, y junto con las precipitaciones pluviales, que aportan anualmente entre 1.200 y 1.500 mm., en interacción con la mullida capa de vegetación palustre retienen y regulan el agua de lluvia que cae sobre su cuenca. De esa enorme cantidad de agua recibida, menos de una cuarta parte deriva hacia el Río Paraná, a través, del único desagüe superficial del sistema, el Río Corriente. De lo demás se encarga la alfombra vegetal por transpiración metabólica y la evaporación directa, favorecida por la relación entre su gran extensión y escasa profundidad.

En síntesis el IBERÁ es una verdadera y eficiente represa reguladora de agua. Los esteros se forman en grandes depresiones de terrenos inundables, donde la vegetación forma verdaderas islas flotantes (80% del total de la Reserva) que tienen varios metros de espesor y debido a la acumulación de nutrientes se desarrollan arbustos y árboles. Los humedales Están compuestos por bañados, esteros, lagunas, embalsados y cursos autóctonos de origen pluvial. Aproximadamente el 30% de su superficie son lagunas bien delimitadas. Estos espejos de agua son más de 60 y alcanzan una profundidad de entre 2 y 3 metros y las costas en su mayoría Están constituidas por embalsados, integrando una superficie de 315 km2.

Los embalsados tienen origen en los camalotes, sobre cuyo entretejido vegetal se deposita tierra aportada por el viento y arrastrada en suspensión por el agua formando así una primera capa que posibilita el arraigo y crecimiento de distintas especies de plantas, incluso árboles. Constituyen por lo tanto verdaderas "costas flotantes". En los sectores más firmes pueden incluso sostener vegetación arbórea (laurel, ceibo, curupí) aunque las asociaciones de pajas son ampliamente dominantes (totora, pehuajó, espadaña, paja brava y otras).

Los esteros son un depósito de agua estancada, con una profundidad que varía entre 1 y 3 metros, cubierto por una cantidad de plantas acuáticas, que surgen desde su fondo, con pajonales en los bordes; o bien son formaciones flotantes que ocultan la superficie del agua como los embalsados y los camalotales. Estos últimos se forman en los esteros y en las orillas de Ríos y lagunas. Están compuestos por plantas flotantes como el aguapé, irupé, el repollito y las lentejas de agua.

Otro de los ambientes geográficos propios de la región lo constituyen los bañados formados por la acumulación temporaria de agua, que cubre la superficie de las zonas más bajas en las épocas de lluvias abundantes. El agua se escurre hacia los arroyos temporarios o es absorbida por el suelo, quedando solo en las lagunas permanentes, en los lugares más profundos. Cuando ocupa bajos casi planos que dificultan el drenaje normal dan lugar a la formación de un mal piso conocido localmente como malezal.

Saltos del Moconá - Misiones

Uno de los espectáculos naturales más impresionantes de la Mesopotamia Argentina, son los Saltos del Moconá. Tres kilómetros de interminables caídas de agua de hasta 15 metros de altura, en los que cientos de saltos se conjugan con la brisa produciendo un verdadero concierto natural, único en el mundo.

Ruinas de San Ignacio (Ruinas Jesuíticas) - Misiones

La Reducción fue fundada en 1610 en el actual estado de Paraná (Brasil), por misioneros católicos de la Compañía de Jesús, LOS JESUITAS. Hacia 1631 fue reubicada en las márgenes del rió Yabebirí y en 1696, en su emplazamiento actual. Sus desplazamientos se debieron a la necesidad de resguardarse del permanente asedio de los Bandeirantes.

Parque Nacional El Palmar - Colón - Entre Ríos

Abarca una superficie de 8.500 ha, fue creado en 1966 con el fin de proteger una formación de palmeras butia yatay de la acción del ganado vacuno, que destruía sus brotes. El paisaje que lo caracteriza Está constituido por palmeras, pastizales y bosquecillos, interrumpidos por cañadas de pajonales y pequeños cruces de agua que desembocan en el Río Uruguay, surcando un terreno arenoso y un relieve ondulado.

Excursiones a Cataratas del Iguazú

Cataratas del Iguazú: Argentina

Visitaremos el Parque Nacional Iguazú, creado en 1934 con la finalidad de proteger las Cataratas del Iguazú y la biodiversidad que las rodea, dentro de las 67.620ha dentro de las cuales se extiende. El Parque fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984, y las Cataratas, contempladas dentro de las Siete Maravillas Naturales del Mundo. Además de los increíbles 275 saltos de agua de hasta 80mts de altura, de los cuales el 80% se encuentra del lado Argentino, podremos observar, recorrer y estar en contacto directo con la selva subtropical que las rodea. La flora se desarrolla en distintos estratos, siendo algunos ejemplares el curupay, el cupay, el seibo, cuya flor es la Flor Nacional del país, y árboles como el palmito y el palo rosa.

La fauna está compuesta por más de 400 especies de aves, siendo la más llamativa el vencejo, que atraviesa las cascadas para crear sus nidos en la roca detrás de los saltos; miles de mariposas multicolores y animales en peligro de extinción como el yaguareté, el tapir y el oso hormiguero grande. Recorriendo los distintos senderos con pasarelas que ofrece el Parque se podrá obtener una mirada diferente de los increíbles paisajes que alberga. El Circuito Inferior, con mayor contacto con la naturaleza, el Superior, dándonos unas excelentes panorámicas de todos los saltos y de las islas del delta, y el impactante mirador de Garganta del Diablo, desde el que sentiremos la furia del agua cayendo en numerosos saltos en forma de herradura, a más de 80mts de altura.

Luna Llena (opcional en Cataratas Argentinas) Realizaremos este paseo único por la noche, con plena luna llena mostrándonos los sonidos y secretos de la selva misionera. Comenzamos partiendo en el Tren Ecológico hacia la Estación Garganta del Diablo, donde ya vamos percibiendo los primeros ruidos y murmullos de la naturaleza, creando un ambiente de misterio y magia. El espectáculo que se produce sobre las Cataratas con el arcoiris apareciendo entre las aguas, reflejado por la luz de la luna, nos hará suspirar de emoción. Además, una vez internados en este ambiente tan abrumador, captaremos los movimientos y sonidos de los animales que salen en busca de su alimento. Luego de tan magnífica experiencia, regresamos en tren hasta el centro de visitantes.



Cataratas del Iguazú: Brasil

Iniciamos un recorrido por las rutas brasileras hasta llegar al Parque Nacional do Iguaçú, el cual cuenta con una aérea protegida de selva subtropical de 175.000 hectáreas. Debido a la labor conservacionista que se desarrolla en el aérea podremos maravillarnos con las diferentes especies de aves, mariposas, flores y todo tipo de vida animal y forestal. Una vez ingresados al parque, buses de uso interno nos llevan al punto donde comienza el recorrido de pasarelas de unos 1200 metros, recorrido que nos permitirá obtener las mejores vistas de los saltos que componen las cataratas, sin duda alguna la mejor vista panorámica la posee el Parque Nacional do Iguaçú. Al final de estas pasarelas se encuentra un mirador de cada a la Garganta del Diablo al cual podremos acceder por escaleras o mediante un elevador panorámico, desde donde podremos tomar unas maravillosas fotos de este imponente salto.

Nos espera un recorrido sumamente hermoso por una única pasarela de 1 km para ver desde otro punto, las Cataratas del Iguazú del lado brasilero. Durante este recorrido además de poder conocer un poco más acerca de la fauna y flora, podremos tener una postal única de las cataratas, ya que el área está más despejada en cuanto a saltos se refiere, debido a que la gran mayoría se encuentra del lado argentino, formando una pared de agua de 2700 metros de ancho. Por ello, la Garganta del Diablo, de este lado lucirá en todo su esplendor hasta dejarnos maravillados. Además, este lugar es hábitat de raras especies de flora y fauna, algunas de ellas en peligro de extinción, como la nutria gigante, el oso hormiguero, el jaguar, el ciervo común, el caimán amarillo. Podremos encontrar además flores nativas como orquídeas, bromelias y un sinfín de mariposas. Luego de finalizar este recorrido nos ascendemos al transfer que nos conduce a la salida del parque.

Nota: Debemos tener en cuenta que este paseo, sólo se realiza durante 5 días al mes durante el plenilunio, dos días antes, dos días después y durante el mismo. También, debemos considerar que hay un cupo limitado para hacer esta actividad y, por supuesto, depende de las condiciones climáticas del día.



Ruinas Jesuíticas de San Ignacio & Minas de Wanda

Realizaremos un paseo a las famosas Ruinas Jesuíticas, que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984. Durante el recorrido hacia esta magnífica obra, podremos disfrutar del paisaje, observando pueblos y plantaciones. Se trata de los restos de una civilización que fue construida por Guaraníes y fundada en 1610 justamente por los jesuitas. Aprenderemos acerca de su construcción, vida y costumbres de los aborígenes y cómo fueron educados con la catequesis por los jesuitas. Los restos de los 30 pueblos que fundaron éstos se encuentran escondidos en medio de la vegetación de países como Argentina, Brasil y Paraguay.

Luego nos dirigiremos a visitar las Minas de Wanda, a 40 km de Puerto Iguazú, donde podremos apreciar el gran atractivo que representan estas piedras semi-preciosas de cristales de cuarzo, amatistas, ágatas y topacios. Se encuentran a cielo abierto recostado sobre el Río Paraná, que lo hace un paisaje inolvidable, rodeados de plantaciones de Pinos, yerba mate, té, etc. A medida que recorremos los senderos, nos sorprendemos con las distintas gamas de colores que representan estas gemas. Un dato curioso a tener en cuenta es que el nombre se debe a una princesa polaca que gustaba de estas piedras. Allí mismo, podremos adquirir recuerdos de estas preciosas piedras que deleitan la mirada.



Navegación por el Río Iguazú (Gran Aventura)

Como una actividad aparte del recorrido por las pasarelas, podremos embarcarnos en una aventura en la cual navegaremos hasta ingresar al cañón del río Iguazú para luego recorrer 2 km de sus rápidos y tener una hermosa vista de la Isla San Martín. Rodearemos la misma hasta llegar al salto homónimo para emocionarnos y mojarnos desde muy cerca. Regresaremos en vehículos todo terreno recorriendo la densa selva que rodea el Parque Nacional.



Parque Nacional de Aves

Vamos a conocer el Parque de las Aves, se trata de un parque zoológico privado de 16.000 m2 en el medio de un bosque, muy próximo a las Cataratas del Iguazú que abrió sus puertas en 1994. Nos recibe con una gran cantidad de aves autóctonas y exóticas, como loros, papagayos, araras, mariposas, reptiles e insectos y la gran mayoría se encuentran actualmente en riesgo de extinción. Rodeado de una exuberante vegetación propia de la mata atlántica brasilera. Hay más de 900 aves de 135 especies de Brasil y de otros lugares. También encontramos otras especies de la vida animal.



Sobrevuelo en helicóptero por las Cataratas del Iguazú

Sobrevolar las Cataratas del Iguazú es una experiencia única y es la frutilla del postre para todo aquel que viaja a visitar esta maravilla del mundo. Porque después de tocarlas en Argentina y de observarlas panorámicamente desde Brasil, falta admirar esta obra de la madre naturaleza desde una perspectiva aérea que nos deja perplejos. Partimos del helipuerto de Foz do Iguassu para sobrevolar el Parque Nacional Iguazú y las Cataratas y sus saltos durante un tiempo de 10 minutos de duración obteniendo unas vistas privilegiadas desde el aire.

  • Se incluye: Traslados desde el hotel al helipuerto y viceversa Guía bilingüe español-inglés o español-portugués Vuelo de 10 minutos de duración.
  • No se incluye: Comidas, bebidas y gastos personales Propinas Costos de otras actividades complementarias u opcionales.

Nota a considerar sobre los vuelos: Hay que tener en cuenta que los vuelos cumplen con las leyes, normas y regulaciones de la aviación, el medio ambiente y fundamentalmente las normas de seguridad exigidas para este tipo de programas. Este tour integra el programa de Gestión Ambiental del Parque Nacional Iguazú cumpliendo con el certificado ISO 14000.



Turismo Aventura en Iguazú

Comenzaremos esta aventura dirigiéndonos hacia el Río Paraná, donde tendrán lugar actividades como Canopy, Rappel y caminatas, combinando ecoturismo con turismo de aventura. Durante el Canopy nos deslizaremos de un árbol a otro sostenidos por arneses, tendremos la sensación de volar como un pájaro entre la vegetación típica de la región mesopotámica.

Luego, haremos una caminata por los senderos de la selva, llevándonos a conocer distintas especies de flora, como claveles del aire, orquídeas, entre otras, y su fauna. Más tarde, haremos Rappel mojándonos con el agua de cascadas que es el lugar que elegiremos para realizarla, el salto de agua consta de 14 metros de altura, pero también podremos elegir hacer rappel en seco en un salto de 20 metros.